sábado, 10 de enero de 2009

SONETO XXXV "Pobres ilusiones"

Me guardo en el calor de aquellos bares,
llenos de almas en pena que culminan,
la ronda de botellas que cocinan
las ilusiones rotas de sus mares.

Y el fuego las envía a otros lares
donde debilitadas se terminan,
y la senda del ocaso caminan
envueltas en aromas de azahares.

Pobres sueños y pobres ilusiones,
encontrar la luz para hallar derrota
por un sencillo no de corazones.

Empezarán de nuevo, tendrán nota
dentro de un corazón de sensaciones
para hallar la senda que de amor brota.

2 comentarios:

  1. Pobres... sí.

    Pero el resto del mundo sigue funcionando con normalidad

    ResponderEliminar